Share

Problemas comunes al seccionar

PROBLEMAS AL CORTAR

Cortando en un ángulo

Es importante el hacer secciones que sean perpendiculares al eje longitudinal de la raíz. Y aunque esto parece básico, sin embargo, es difícil de realizar o de mantener durante el corte de un segmento completo de una raíz. Cuando un corte resulta inclinado, no perpendicular, el resto de secciones subsiguientes serán inclinadas también, hasta que un corte sea hecho para recuperar la dirección perpendicular al eje de la raíz.

Los cortes inclinados se pueden identificar de la siguiente manera:

la sección o las células al interior de esta tienen una forma oval.

se puede enfocar varias capas de células en una zona de la sección

una parte de la sección parece "rasgada"

Cortando demasiado fino

Este problema puede ser identificado si una sección tiene una parte faltante, o si esta no es completamente redonda.

Cortando demasiado grueso

Este problema puede ser identificado si los extremos de una sección parecen excepcionalmente gruesos, o si usted puede enfocar la imagen a través de algunas capas de células en toda la sección.

Hoja de cortar sin filo

La resistencia al corte de una cuchilla puede causar que el investigador aplique presión excesiva al segmento o que utilice un movimiento de serrucho con la cuchilla, ambos sin percatarse. Esto resulta en secciones que aparentan estar aplastadas o deformadas, usualmente con un aspecto oval.

Cortando las secciones por la mitad

El problema aquí es que hay demasiadas secciones en la gota de agua, y el movimiento las trae de vuelta hacia la cuchilla donde son accidentalmente cortadas por la mitad.

PROBLEMAS RELACIONADOS CON EL TEJIDO

Exposición excesiva al fijador

Dentro de una mezcla fijadora, el uso de una proporción excesiva de un fuerte fijador, como el aldehído, puede resultar en que el tejido se rompa o se digiera. Este problema puede ser identificado si el tejido tiene una apariencia 'envejecida'. El mismo problema puede resultar si el tejido se deja por un período muy largo en la solución fijadora inicial (e.g. FAA), antes de ser almacenado en etanol. El remediar este problema es relativamente fácil, si la receta tradicional del FAA se sigue (vea "Consejos para preservar tejidos"). Además, el tiempo para la fijación inicial es relativamente corto, normalmente de unas pocas horas o un par de días. Esto debe optimizarse para cada uso particular.

Porcentajes de etanol superiores al 75% producen que el tejido se vuelva de aspecto gomoso, resistente al corte.

Falta de exposición al fijador

El usar una concentración baja de etanol (menor al 50%) para el almacenamiento de largo tiempo puede introducir la posibilidad de ataque de microorganismos. El almacenamiento en agua no se recomienda por las mismas razones. Las posibilidades de ataque de microorganismos se reduce si un fijador fuerte se utiliza por un corto tiempo en el momento de la cosecha, y antes del almacenamiento. Cuando se utiliza FAA, etanol o ambos, se requiere cierto tiempo para que penetre el fijador en el tejido. Por tanto, es ideal que se permita un tiempo adecuado para que esto ocurra, antes de seccionar.

Tejido demasiado joven

Los tejidos de plantas jóvenes suelen ser tiernos, y mucho más difíciles de manejas y seccionar que los tejidos maduros. El tejido joven puede ser identificado por un desarrollo vascular prematuro y ocasionalmente por el diámetro. Si se requieren tejidos jóvenes, el investigador puede considerar el seccionar con la ayuda de un micrótomo después de haber embebido el tejido en agar, otro tejido vegetal o parafina.